Carritos

Si estás acostumbrado a ver a los perros correteando y paseando de la correa con sus dueños, puede que te preguntes: ¿por qué iba a necesitar alguien carritos para perros? Lo normal es que los carritos se utilicen para bebés y niños que no pueden andar solos, ¿no?

Pues ahí tienes la respuesta: los carritos para perros sirven para que puedas salir con tu mascota a pasear cuando ésta no puede caminar bien, ya sea por su edad, porque tiene una patita mal, porque le falta alguna patita y no puede caminar bien, ¡por muchos motivos!

Ver como Parrilla Lista

2 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

2 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente

¿Por qué comprar carritos para perros?

Los carritos para perros pueden resultar muy útiles en muchas situaciones. Os harán la vida más sencilla tanto a ti como a tu mascota y reforzarán vuestro vínculo mucho más, sobre todo si tu perro no puede caminar bien.

Los carritos para perros sirven de gran ayuda cuando tienes un perro viejo al que le cuesta andar. Estas mascotas siguen necesitando pasear, tomar el aire y hacer sus necesidades; un carrito para perros os ayudará a poder pasear cuando tu perro sea mayor y le cueste caminar o se canse demasiado pronto.

También te sirve si tienes dos perros y uno de ellos tiene mucha energía y un ritmo de paseo que el otro no puede seguir. Por ejemplo, si tienes un perro viejo que no puede adaptarse a uno más joven, y viceversa. Un carrito para perros te permitirá ahorrar tiempo sacando a ambos perros a la vez y reforzando el vínculo entre los tres.

Y por supuesto, estos carritos son estupendos para ayudar a aquellas mascotas con una pata rota, artritis, displasia, lesiones o que se estén recuperando de una lesión, así como perros con diversidad funcional.

¿Cómo elegir un carrito para perros?

Para elegir el carrito para perros adecuado, debes tener en cuenta las siguientes consideraciones:

  • El tamaño de tu mascota: el factor más importante. Si lo necesitas para un perrito pequeño o un gato, necesitarás un carro más pequeño que si lo vas a utilizar para pasear un perro mediano o grande. Ten en cuenta el peso que es capaz de soportar el carrito y las medidas que tiene para que tu mascota esté cómoda y tenga espacio para moverse.

  • El uso del carrito: la mayoría de los carros para perros están diseñados para pasear por la ciudad, los parques y las zonas urbanas, pero también hay algunos orientados a pasear en terrenos más irregulares, como el campo. En este segundo caso necesitarás un carrito con ruedas grandes y resistentes. Incluso existen carritos con remolque, para colocarlos en tu bici y que tu mascota y tú paseéis juntos sobre ruedas.

  • Tu propia comodidad: además de ser cómodo para tu mascota, el carro para perros tiene que contar con una ergonomía estupenda para que se adapte también a ti. En este aspecto, fíjate en la altura del manillar, si es ajustable, que tenga ruedas giratorias y que incluya una cesta para dejar ahí diferentes productos para tu perro.

Si tienes alguna duda, puedes llamarnos o enviarnos un mensaje y en Mimmals te asesoraremos sin compromiso para que puedas regalarle a tu mascota el mejor carrito para su paseo.