Cinturones

Cuando tienes que viajar con tu perro, debes colocarlo en el asiento de forma segura. No puedes llevarlo suelto porque supone un peligro para ti y para tu mascota, además que la ley obliga a tomar todas las medidas de seguridad oportunas.

Para protegerte a ti y a tu mascota durante los viajes, existen los cinturones para perros. Este tipo de cinturones pueden colocarse en los seguros del coche y mantener al animal bien sujeto y cómodo durante el trayecto. Si tienes coche y tienes perro, ¡estos cinturones no pueden faltar en tu casa!

Ver como Parrilla Lista

4 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente
Ver como Parrilla Lista

4 artículos

por página
Fijar Dirección Descendente

¿Por qué comprar cinturones para perros?

Igual que ocurre con los cinturones tradicionales que llevas en el coche, los cinturones para perros frenan su cuerpo en caso de impacto, manteniendo a tu mascota protegida y segura en su sitio.

Si tu perro viajase sin cinturón y sufrieses un impacto o tuvieses que dar un frenazo brusco, el animal saldría proyectado hacia delante. Esto puede ser un peligro para el resto de ocupantes, ya que pueden chocar con tu mascota, y tu perro podría salir gravemente herido e incluso fallecer en el accidente.

Por eso, los cinturones para perros funcionan como cinturones corrientes en caso de impacto o frenazo. Están testados en simuladores que imitan las características de un perro de diferente peso y tamaño para garantizar que el cinturón funcionará como debe permitirá que tu perro viaje seguro.

Además, los cinturones para perros no sólo evitan una catástrofe, sino que te ayudan a conducir concentrado y tranquilo. Mientras conduces es muy importante evitar las distracciones y, si llevas a tu mascota suelta en el coche, es muy fácil distraerte con sus movimientos, lo que puede causar un accidente.

Los cinturones para perros mantienen a tu mascota en su sitio, garantizando su seguridad y comodidad, para que tanto tu perro como tú viajéis tranquilos y podáis disfrutar del camino y, sobre todo, del destino.

¿Cómo tienen que ser los cinturones para perros?

Los cinturones para perros deben ser similares a los de las personas, con protección para el pecho y correas gruesas y acolchadas para no hacerle daño a tu mascota. Su diseño distribuye muy bien la fuerza del impacto para que éste no haga daño a tu perro.

Por eso, es importante que compres cinturones homologados. En Mimmals tienes cinturones para perros homologados y que sirven para todas las marcas excepto Volvo, Saab y Chevrolet. Sólo tienes que engancharlo como si fuera un cinturón de coche y tu perro podrá viajar seguro.

Recuerda que no deberías viajar con tu perro en tu regazo para no bloquear tu visión de la carretera, ni en el asiento del pasajero porque puede hacerse daño con el airbag en caso de accidente. Mantenlo en el asiento trasero con su propio cinturón y podréis disfrutar de un viaje seguro.