¿Qué hacer cuando un cachorro llega a casa?

¿Qué hacer cuando un cachorro llega a casa?

¿Has decidido adoptar un cachorrito? Es una idea genial, pues los animales te darán el doble de amor que reciban de tu parte, ¡y le vas a dar mucho! Pero su llegada también plantea una pregunta: ¿qué hacer cuando llega un cachorro a casa?

Tener un cachorro en casa supone tener una criaturita que no sabe valerse por sí misma, y serás tú quien se encargue de su adiestramiento, socialización, salud y felicidad. Puede parecer un reto, pero en realidad es un camino precioso que recorrer con tu nuevo amigo.

Todo esto no evita que sientas cierta presión y confusión, ¿verdad? Tranqui, que en Mimmals sabemos lo importante e imponente que es cuidar a un animal. Por eso, en este post te contamos qué hacer cuando llega un cachorro a casa.

¿Qué hacer cuando llega un perro cachorro a casa?

Tu trabajo comienza antes de que el perro llegue a casa. Prepárate comprando todo lo esencial para que el cachorro se adapte más rápido:

Esta parte te la ponemos fácil en nuestra tienda, ¡echa un ojo! a todos nuestros accesorios para perros. Ahora sí, estás listo para adaptar a tu cachorro a la casa siguiendo estas pautas. ¡Empezamos!

1. Ve al veterinario para que le pongan el chip

Lo más importante es que tu perrito esté identificado. Con el chip obligatorio no tendrás que preocuparte si un día se pierde o se escapa por accidente, ya que cualquier persona que lo encuentre podrá llevarlo a un veterinario y contactar contigo. Por eso, este es el primer paso.

También te recomendamos también comprar placas de identificación para perros. En ellas podrás poner su nombre, el tuyo, tu dirección y tu número de teléfono para que cualquiera pueda ayudarte a recuperar a tu amiguito. Placas identificativas personalizadadas

2. Acostumbra al cachorro a quedarse solo

Suena cruel, pero, a la larga, será la mejor opción. Un perro que no se ha acostumbrado a quedarse solo desarrollará dependencia y, cuando tenga que quedarse solo de adulto, llorará y lo pasará muy mal.

Para hacer esto, coloca al cachorro en su zona de estar y sal de casa un ratito, cinco o diez minutos. Antes de marcharte, dale un juguete o una chuchería para que esté más cómodo con la situación. Ve aumentando progresivamente el tiempo para que se acostumbre a quedarse solo.

Y si reacciona con ladridos o lloros, ¡es normal! Piensa que es difícil que un cachorro esté acostumbrado a estar solo, ya que es muy pequeñito y seguramente haya pasado mucho tiempo con su madre y sus hermanitos.

Por eso, si quieres lo mejor para tu perro, debes ayudarle a comprender que no pasa nada si se queda solo en casa. Si quieres que aprenda, deberás soportar los lloros del perrito. Poco a poco, aprenderá que no pasa nada.

3. Acostúmbralo al tacto humano

Tu cachorro querrá mucho amor de tu parte, y seguramente te pida muchos mimos y juegos. Pero durante sus primeros meses de vida, no serás la única persona que le vea a menudo: el veterinario será su otro mejor amigo.

Para que el cachorro no tenga miedo de la persona que le atenderá con sus vacunas y su salud, acostúmbralo al tipo de tacto que experimentará en la clínica: a estar sujeto, a que alguien lo presione o lo pellizque suavemente, a que alguien le coja con cuidado de la carita…

Ten tu arsenal de snacks a mano y prepárate para tocar sus orejas, abrir su boca, sostener sus patas, levantar su cola, sujetarlo contra tu pecho… Si ves que el cachorro está incómodo, sigue haciéndolo más despacio y con más suavidad. Recompénsalo con una chuche por su buen comportamiento.

4. ¡Socializa!

La socialización es el aspecto más fundamental cuando se tiene un perro en casa. Los perros son animales muy sociables, que van a pasar gran parte de su vida en la calle, y el hecho de que tu cachorrito no pueda pasear aún no significa que no pueda acostumbrarse al mundo.

Llévalo en brazos a dar un paseo, en un carricoche, sentaos juntos en un lugar público con una mantita, ¡que se acostumbre al exterior! Es importante que el cachorro vea con sus propios ojos a las personas, a otros animales y que escuche los ruidos propios de la calle, para que no se asuste cuando llegue el momento de pasear.

Accesorios de transporte y viaje para perros

Si no tiene todas las vacunas, evita que salude a perros desconocidos. Y, por supuesto, recompénsalo para que asocie el paseo con una actividad buena, ¡aunque no tardará en ser su momento favorito del día!

5. Acostúmbralo al arnés y/o la correa

Igual que ocurre con el paseo, es importante acostumbrar al perrito a llevar el arnés y la correa. Imagínate que, en tu primer paseo, te ataran con una cuerda que no sabes para qué sirve. Qué susto, ¿verdad?

Arneses para perros

Para evitar esto, muéstrale el arnés y la correa a tu cachorro. Déjaselos cerca para que los huela, recompensándolo cuando lo mire o se acerque. Evita que muerda la correa recompensándolo cuando no lo haga. Poco a poco, se alegrará de ver el arnés o la correa.

Correas para perros

Cuando llegue ese momento, podrás empezar a ponerle el arnés o la correa. Hazlo despacio, con cuidado y mucha paciencia, y recompensando al cachorro cuando se lo pongas. Al cabo de poco tiempo, obtendrás una reacción positiva.

6. Adiéstralo mediante el juego y el refuerzo positivo

¿Quién dijo que el aprendizaje no puede ser divertido? Los cachorros pueden aprender mucho mientras utilizan sus juguetes. Puedes utilizar juguetes de cuerda para que aprenda a controlar sus impulsos, juguetes inteligentes para que se desarrolle mentalmente y juguetes de agilidad para que se mantenga en forma.

Juguetes de Adiestramiento y educación de perros

Haz uso de los juguetes y las chuches para que aprenda órdenes básicas, como que suelte o deje un juguete o que te siga. Utiliza tu imaginación y recompensa al perrito cada vez que haga algo bien, para que sepa rápidamente qué está bien y qué está mal.


Como ves, vas a necesitar un arsenal de chuches y juguetes para las primeras semanas de tu cachorro en casa. Por suerte, en Mimmals tienes todo lo que necesitas al mejor precio, ¡para que esta nueva aventura sea lo más fácil y divertida posible!