Cómo Quitarle las Pulgas a Un Gato

Cómo Quitarle las Pulgas a Un Gato

Si tienes un gato, tienes que tener cuidado con las pulgas. Estos parásitos son muy comunes en estos animales y, si no se detectan a tiempo o no se toman las medidas necesarias, pueden multiplicarse y transmitir enfermedades en tu gato. Por eso es importante que sepas cómo quitarle las pulgas a un gato.

Las pulgas son también comunes en gatitos, sobre todo si han sido recogidos de la calle o adoptados, y pueden suponer un grave problema de salud en los cachorros porque son más frágiles. Detectarlas a tiempo es fundamental para garantizar la salud de tu amiguito.

¿Cómo saber si tu gato tiene pulgas?

Las pulgas son comunes en gatos y gatitos cachorros, ya que se propagan fácilmente en el entorno y entre gatos que tienen contacto. Suelen aparecer en sus orejas, cuello, abdomen y en la base de la cola.

Detectar las pulgas a tiempo ayuda a evitar que el gatito lo pase mal durante demasiado tiempo. Para ello, además de observar al gatito, también tienes que tener en cuenta cambios en su comportamiento. Así es como puedes detectar pulgas en un gato:

  • La conducta del gato cambia: se vuelve más irritable, nervioso, arisco y antisocial.
  • El gato se rasca y acicala en exceso: las pulgas producen picor, por lo que si ves que tu gato se rasca más de lo habitual puede ser porque tiene pulgas en su pelaje. Lo mismo ocurre si se lava más de la cuenta. Rascarse demasiado hace que su piel se irrite y enrojezca, por lo que puedes apartar el pelaje para ver cómo la tiene.
  • El pelo del gato pierde brillo: las pulgas afectan a su piel y su pelo, además que propagan enfermedades. Si tiene pulgas, el pelaje de tu gato puede apagarse, perder brillo y sentirse más áspero, sobre todo en la base de la cola.

Peines y cepillos para gatos

De vez en cuando puedes utilizar un cepillo con púas finas para encontrar pulgas, liendres o larvas en la piel y el pelo de tu gato. También puede ser que encuentre excrementos de pulgas en su pelaje, que son pequeños puntos negros.

Observa también si tu gato tiene costras. Éstas pueden aparecer porque desarrollan una reacción alérgica a la picadura de la pulga y se rasca y lame tanto que acaban apareciendo heridas y costras.

¿Cómo quitarle las pulgas a un gato?

Los gatitos son más propensos a tener pulgas, pero, como te hemos comentado, si las detectas a tiempo puedes ahorrarle el mal trago a tu amiguito. Además, los gatos adultos también pueden tener pulgas, sobre todo si tienen contacto con otros gatos. En caso de gatos adoptados, este problema puede ser más común.

Lo primero que debes hacer si tu gato tiene pulgas es consultar con tu veterinario. Es recomendable hacerle una visita para que observe a tu amiguito y te recomiende el tratamiento más adecuado, además de darte una idea de por qué ha podido surgir este problema.

Si se da el caso de que tu gatito o tu gato adulto tenga pulgas, además de ir al veterinario, puedes ayudarle a exterminarlas de distintas formas:

  • Collares antiparásitos: estos collares son muy útiles para eliminar parásitos, ya que tienen productos químicos impregnados que ahuyentan y/o eliminan a las pulgas, y el gatito no se verá afectado.
  • Pipetas: una de las soluciones más eficaces y rápidas para eliminar pulgas. Son inocuas para tu gatito y se las puedes aplicar en la parte de atrás del cuello, ya que el gatito no llega a limpiarse.
  • Champús antiparásitos: este tipo de champús ayudan a combatir los parásitos y se venden para todo tipo de pieles, para que a tu gatito no le irrite.

En el caso de los gatos bebés, también puedes recurrir a algunos remedios caseros como los siguientes:

Baños de agua tibia y jabón

En el caso de los gatitos, sólo deberías bañarlo si tiene sus primeras vacunas al día y sin sumergirlo por completo en el agua, y siempre consultándolo antes con tu veterinario. Si puedes bañarlo, llena el fregadero con agua tibia con delicadeza, sin mojar su cabeza y evitando que se mojen sus orejas.

Si tiene parásitos en su cabecita, mójasela con una toallita húmeda. Luego, colócalo sobre una toalla y dale un masaje con un champú para cachorros y luego, péinalo con un peine para pulgas y piojos. Introduce todas las pulgas que recojas en un recipiente con agua caliente y jabón.

Cuando termines, enjuaga al gatito, sécalo y envuélvelo en una toalla para mantenerlo calentito.

Vaselina y alcohol fino

Si encuentras pulgas en tu gatito mientras lo peinas, puedes echar una gota espesa de vaselina encima de la pulga. Esto la inmovilizará y será mucho más fácil recogerla y eliminarla.

Puedes hacer esto mismo con alcohol y cuidado. Moja un bastoncillo en alcohol fino, apóyalo donde veas la pulga y frota ligeramente. Esto también la inmovilizará y podrás cogerla fácilmente.

Vinagre de manzana

Mezcla spray de vinagre de sidra de manzana y agua en una proporción dos a uno. Utiliza la mezcla para mojar un poco la piel de tu gatito y péinalo suavemente. A los tres días, repite el proceso. Esto mantendrá a las pulgas alejadas de tu gatito.

¿Cómo prevenir las pulgas en los gatos?

La mejor forma de prevenir las pulgas es atender al estado físico y a la conducta de tu gato, además de mantener tu hogar limpio e higiénico. Ten en cuenta que, si encuentras pulgas en tu gato, es posible que haya pulgas en tu casa.

Para prevenir la aparición de pulgas y parásitos haz limpieza general en tu casa. Si tu gato tiene pulgas, lava tus mantas, cojines y textiles donde tu gato pase tiempo en la lavadora y con agua caliente. También rocía todos los rincones y espacios de tu casa con spray antipulgas.

También puedes utilizar trampas para pulgas. Estos insectos se sienten atraídos hacia la luz, así que puedes utilizar un plato y llenarlo con agua caliente y jabón. Luego, coloca el plato en un lugar iluminado; las pulgas se sentirán atraídas hacia la luz reflejada en el agua, saltarán y se ahogarán en el plato.


Ten en cuenta la duración de los productos antiparásitos que has escogido para tu gato. Es importante que lo apliques de nuevo cuando se haya terminado su efecto, para que no vuelvan a aparecer las pulgas. Y no olvides llevar a tu gato al veterinario para que te ofrezca la mejor solución para eliminar las pulgas de una vez por todas.