Cómo adiestrar a tu cachorro para que use empapadores para perros

Cómo adiestrar a tu cachorro para que use empapadores para perros

Con los empapadores para perros podrás educar a tu cachorro para que haga sus necesidades donde debe y sin que el suelo de su casa sufra las consecuencias de este aprendizaje. Hoy te contamos qué son los empapadores para perros y cómo educar a tu perro para que los utilice.

¿Qué son los empapadores para perros?

Los empapadores para perros, también llamados toallitas de adiestramiento o Potty Pads, son la mejor solución si tu perro se hace pipí en el suelo de casa. Suele utilizarse con los cachorros en proceso de aprendizaje, pero también es estupendo para reforzar la autoestima de los perros mayores con problemas de vejiga o incontinencia.

Un empapador para perros es un producto sanitario diseñado para que tu perro no moje el suelo si se orina en casa. Es como un pañal gigante que mantiene tu suelo protegido para que no se estropee y, además, no deja malos olores.

También se les llama toallitas de entrenamiento porque, como te comentamos, uno de sus usos más habituales es el de enseñar a los cachorros a hacer pipí en el sitio adecuado. Te recomendamos utilizar estos empapadores durante el periodo de aprendizaje para que sea mucho más llevadero.

Empapadores para cachorros

¿Por qué usar empapadores para perros?

Los empapadores para perros son un accesorio muy práctico al que puedes darle uso no sólo si tienes cachorros en casa, sino también en numerosas situaciones con tu mascota.

Lo dicho: su uso más habitual es ayudar a los cachorros que están aprendiendo a hacer pipí, pero son muy versátiles para otros casos. Tanto, que en Mimmals te aconsejamos tener siempre un paquete de empapadores desechables a mano, pues te pueden venir muy bien en más de un apuro.

Si tienes un cachorro o un perrito muy joven, fíjate en qué lugar de la casa prefiere hacer sus necesidades y coloca uno o varios empapadores para que el aprendizaje sea más rápido. Puede que al principio le cuesta usar el empapador, pero descuida, es normal; más adelante te diremos cómo educar a tu cachorro para que lo utilice sin miedo.

Las toallitas de entrenamiento también son muy útiles si un día tienes que marcharte de casa durante varias horas y tu perro tiene que quedarse solo. Aunque esté entrenado para que se aguante las ganas, puede que el pipí se le escape porque no pueda más; si le has educado para que utilice un empapador, irá a él como si fuera su cuarto de baño particular para no mancharte el suelo, ¡y todos contentos!

Los empapadores también sirven para perros ancianos que tienen problemas para controlar el esfínter. Basta con situar varios empapadores en aquellas zonas de la casa donde le guste estar para evitar accidentes. Lo mismo ocurre si han operado a tu perro y está en proceso de rehabilitación, o con aquellos perros que tienen problemas de movilidad. Para estos casos, también vienen de perlas los pañales para perros.

Por último, los empapadores también son estupendos para ayudar en los partos de las perritas, ya que absorberá la sangre de la placenta y el resto de líquidos para que el pequeño milagro sea también muy limpio.

¿Cómo entrenar a tu cachorro para que use los empapadores para perros?

Preséntale el empapador para perros

Lo primero que tienes que hacer si quieres que tu perrito aprenda a utilizar los empapadores es enseñárselos. Es normal que al principio le den miedo, así que asegúrate de demostrarle que no tiene nada que temer. Déjalos en el suelo para que los huela y se familiarice con ellos.

empapadores para perros

  • Anticipa cuándo va a ir tu cachorro al baño

Para que los empapadores ayuden a tu perrito a saber dónde hacer sus necesidades, tienes que mantenerlos cerca para anticipar cuándo va al baño. Ten en cuenta que los cachorros suelen ir al baño después de dormir, comer, beber y/o jugar. Cuando tu cachorro haga algo de esto, cógelo unos 15 minutos después y llévalo al empapador.

Si tu cachorro husmea en el suelo en lugar de jugar o masticar un juguete, también puede ser una señal de que quiere ir al baño así que, de nuevo, recógelo y llévalo al empapador. Los perritos suelen ir al baño cada dos o tres horas, tenlo en cuenta.

  • Utiliza el refuerzo positivo

Como te decimos siempre en Mimmals, ¡refuerzo positivo! Nunca castigues a tu cachorro ni le eches la bronca por hacer algo mal, ya que eso sólo le hará tenerte miedo y hará que vuestra relación sea más fría y distante.

En su lugar, recompensa a tu cachorro cuando utilice bien los empapadores. Dale mimos, elogios o golosinas para que comprenda que ha hecho algo bien. Si ves que tu cachorro se va solo al empapador para hacer sus necesidades, elógialo de inmediato con un tono de voz emocionado, caricias o golosinas.

  • Sé consistente

Para que tu cachorro comprenda cómo y cuándo debe usar los empapadores para perros, asegúrate de llevar un horario regular. Utiliza también un comando fácil de comprender y que siempre sea el mismo, y mantén el empapador siempre en el mismo lugar hasta que tu cachorro comience a ir por sí solo.

Cuando tu cachorro ya vaya solo al empapador, ve acercándolo cada vez más a la puerta o al exterior, para que poco a poco comprenda que tiene que hacer pipí fuera de casa.

Ahora que ya sabes cómo enseñar a tu cachorro a usar empapadores para perros, compra empapadores desechables de reserva para tenerlos siempre a mano y enseñar a tu perrito dónde tiene que hacer pipí, o ayudar a tu mejor amigo si es anciano o tiene problemas de vejiga.

En Mimmals tienes empapadores y pañales para perros al mejor precio, y también un equipo comprometido para que tu relación con tu mejor amigo sea inigualable. Por eso, nosotros nos preocupamos de ofrecerte los mejores accesorios para mascotas al mejor precio, para que tú sólo tengas que preocuparte de darle amor a tu mascota.