Alergia en perros: las más comunes y cómo tratarlas

Alergia en perros: las más comunes y cómo tratarlas

La alergia en perros es un problema frecuente en todas las razas y tamaños y suele aparecer durante su primer o segundo año de vida, cuando es jovencito. Hoy en Mimmals te contamos todo sobre la alergia en perros, cuáles son las más comunes y cómo tratarlas.

Los perros pueden presentar una reacción alérgica ante diferentes estímulos del ambiente o de su dieta, igual que ocurre con las personas. Los tipos de alergia más comunes en los perros son los siguientes:

  • Dermatitis atópica o atopia: es la alergia más frecuente en los perros. Se trata de una predisposición genética de tu mascota a desarrollar una enfermedad inflamatoria a una sustancia del ambiente. Presenta picores y las causas más comunes son ácaros del polvo, polen, hongos en el ambiente e insectos. Si tu perro padece esta alergia, se rascará mucho.

  • Dermatitis alérgica por pulgas: se trata de una reacción exagerada a la saliva de las pulgas cuando pican a tu perro. Aparece entonces una reacción inflamatoria acompañada de picores en la piel. Igual que ocurre con la dermatitis atópica, tu perro se rascará mucho si padece dermatitis alérgica.

  • Alergia alimentaria: este tipo de alergia ocurre cuando el sistema inmune de tu perro reacciona ante un determinado ingrediente o componente de su dieta. Los más habituales son la ternera, los lácteos, el pollo, la soja, el trigo, los huevos, el maíz, el pescado y el arroz. Esta alergia le provocará a tu perro picores en diferentes zonas del cuerpo y en algunos casos, vómitos y diarrea.

  • Reacciones alérgicas a medicamentos: las alergias en perros menos comunes. Pueden aparecer minutos y horas después de haberle dado una medicación a tu mascota. Producen picores, inflamación y enrojecimiento de la cara.

Alergia en perros: las más comunes y cómo tratarlas

Síntomas de alergia en perros

Como has podido comprobar, la alergia en perros presenta diferentes síntomas de forma local o sistémica. La mayoría comparten como síntoma el picor e inflamación de la piel, aunque algunas incluyen trastornos digestivos.

Los síntomas más comunes de la alergia en perros son los siguientes:

  • Irritación de la piel.
  • Picazón constante.
  • Enrojecimiento.
  • Sarpullidos.
  • Granos.
  • Pústulas en la piel.
  • Estornudos frecuentes.
  • Letargo.
  • Malestar general.
  • Sacudidas de la cabeza frecuentes.
  • Rascado frecuente de las orejas.
  • Acumulación de cera en el canal auditivo.

Alergia en perros: las más comunes y cómo tratarlas

En el caso de las alergias alimentarias en perros, los síntomas pueden ser más variados, incluyendo los siguientes:

  • Náuseas.
  • Vómitos.
  • Eructos frecuentes.
  • Diarrea.
  • Flatulencias.
  • Pérdida de apetito.
  • Pérdida de peso.
  • Letargo y debilidad.

¿Cómo tratar la alergia en perros?

El tratamiento de la alergia en perros dependerá del alérgeno en cuestión. Por ejemplo, en el caso de una alergia alimentaria, la solución será evitar la comida o componente que causa dicha alergia; si se trata de una alergia de la piel, la solución será eliminar la presencia de parásitos o del factor ambiental que la genera.

Lo que tienes que hacer si notas síntomas de alergia en tu perro es acudir al veterinario. Allí te proporcionarán un diagnóstico adecuado y la mejor solución al respecto, así como una guia para probar el mejor tratamiento para tu mascota.

Ten en cuenta que el diagnóstico y tratamiento de la alergia en perros es un trabajo arduo que recae sobre todo en ti como su dueño y mejor amigo. Deberás informarte todo lo posible respecto a la alergia de tu perro y cómo combatirla para garantizar la felicidad y salud de tu mejor amigo.

Recuerda que en Mimmals tienes a tu disposición un amplio catálogo de productos orientados al bienestar de tu mascota, desde comida especial hasta champús para diferentes tipos de pieles y tratamientos. En Mimmals te proporcionamos todo lo que necesitas para que tú sólo tengas que preocuparte de darle a tu mascota el ingrediente más importante para su recuperación: ¡muchos mimos!